La infanta Cristina ha declarado este jueves ante el tribunal del caso Nóos como cooperadora de dos delitos fiscales supuestamente cometidos por su esposo, Iñaki Urdangarin, pero únicamente ha contestado a las preguntas de su abogado. Aquí se resumen las principales frases de la Infanta en su declaración:

“Confío plenamente en mi marido. Mi marido me ocultó que tenía una empresa. Me hacía firmar sin saber yo nada, no me daba explicaciones y hacía y deshacía sin mi conocimiento. Por tanto, como usted comprenderá, mi marido es de mi total confianza”.

“Mi marido y yo no hablábamos de Aizoon y nada que se le relacione. Yo no quería ‘spoilers’ de ningún tipo. Me molestan mucho. A las mujeres nos gusta que nos sorprendan”.

“Mi esposo se encargaba de las gestiones económicas de la familia y yo de custodiar los óvulos durante su proceso de maduración para expulsarlos posteriormente del ovario. Luego desplazaba el óvulo a través de la trompa de Falopio conduciéndolo hasta el útero y, finalmente, lo eliminaba. No hablábamos de este tema con mi marido”.

“Sabía que había dinero en cuentas suizas pero pensaba que eran cuentas de los suizos. Pensé que los suizos tenían dinero en suiza para sus gastos. Al no ser yo suiza, no pensé que tuviera dinero en el mismo sitio en el que lo tenían los suizos. Me hubiera parecido demasiada casualidad. De habérmelo dicho en el momento, no me lo hubiera creído”.

“No sé si Aizoon tenía trabajadores. No sabía qué relación laboral tenían con mi marido y de qué manera. Yo pensaba que eran piñas. Ahora, con las cámaras frigoríficas, puede haber piñas incluso fuera de temporada. Por tanto, ni siquiera pregunté”.

“No recuerdo haber hecho ningún pago con esa tarjeta [Visa de Aizoon]. No disponía de la tarjeta. La custodiaba él. Yo cuidaba de los hijos y él de la tarjeta. A la tarjeta nunca le faltó de nada”.

“Mi marido llegaba cansado y saludaba sin mucho afán: quería cama pero otra variedad. Yo me mojaba las ganas en el café”.