Después de que el FBI haya logrado desbloquear y acceder al iPhone de uno de los autores del tiroteo de San Bernardino sin contar con la ayuda del fabricante, la organización ha decidido poner a la disposición de la ciudadanía esta nueva habilidad.

“Por veinte dólares te pirateamos el iPhone para que puedas instalar lo que quieras y para que puedas cambiar de operador sin restricciones”, informa el FBI en varios folletos publicitarios. “Y por cinco dólares más te cambiamos la pantalla”, añade.

La tienda de liberación de móviles del FBI está ubicada en el mismo edificio que tiene la entidad en el Distrito de Columbia y está regentada por Yamir, un dependiente hindú con experiencia en el sector. “Estuvo haciendo de agente secreto camuflado de dependiente de una tienda de móviles y ahora es sólo lo segundo”, aclara el FBI.

Apple no ha tardado en tildar la iniciativa del FBI de “golpe bajo” y en amenazar con tomar medidas legales.

“Si Apple tiene alguna queja, que llame al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y le atenderá el propio Yamir”, ha aclarado el FBI, aprovechando para añadir que “el iPad también lo sabemos ‘hackear’ en menos de dos minutos”.