Tras las insinuaciones de Arturo Pérez-Reverte en Twitter, donde animaba a cualquier persona a acercarse “los jueves por la tarde” a las inmediaciones de la sede de la Real Academia Española de la Lengua “para pegarse”, la Policía Nacional ha recibido un “pen drive” de origen anónimo que contiene vídeos de los académicos peleándose sin camiseta.

“Al principio no los reconocimos, después nos dimos cuenta de que eran Pérez-Reverte y Vargas Llosa”, ha explicado un portavoz del cuerpo policial.

La filmación, según una nota también incluida en el paquete, se produjo en los sótanos de la Real Academia de la lengua española, donde el comunicante anónimo afirma que este tipo de enfrentamientos se producen cada semana entre las letras minúsculas y las mayúsculas.

“Mantienen a los miembros de la RAE encerrados durante tres días, leyendo comentarios de Yahoo Respuestas llenos de faltas de ortografía. Cuando les dejan salir, su ira sobrepasa los límites humanos” reza la nota.

En las imágenes, además de verse al periodista y al escritor golpeándose sin piedad, también se puede apreciar al resto de miembros de la academia animándoles y celebrando el dantesco espectáculo. “¡Propine otra golpiza a semejante alfeñique!”, se oye gritar a Álvaro Pombo, “¡Cree un trauma craneal a ese descendiente de cortesana!”, añade Javier Marías. Mientras tanto, Vargas Llosa golpea la cara ensangrentada de Pérez-Reverte con un diccionario de la lengua española.

“El Club de la RAE”, como afirma la nota que se hace llamar el grupo, parece tener sus propias normas internas. Al final de la grabación, cuando Arturo Pérez-Reverte yace en el suelo semiinconsciente, se puede oír de fondo a Pere Gimferrer recordando al resto de presentes que “la primera regla del club de la RAE, es no hablar del club de la RAE”