Consciente de que como presidente no podrá volver a salir de fiesta, Pedro Sánchez ha dado la orden a sus “colegas” de organizarle una fiesta de despedida “por todo lo alto”. “Ser malos”, habría insistido Pedro Sánchez a sus amigos diputados, según fuentes socialistas.

“No os paséis, pero pensad que a partir de ahora se esperará el compromiso de no volver a comportarme según cómo”, ha declarado el político, expresando inquietud “por la que estará liando Albert”.

Tras toda la tarde celebrando sus últimas horas como candidato, Sánchez se ha despedido de sus compañeros diciendo “Buenas noches, colegas”.

“See u tomorrow”, ha añadido, en referencia a la gran ceremonia de mañana y prometiendo ir directo “a la cama” para estar fresco mañana y poder ponerse el traje y pasar luego por la peluquería.

A última hora de la noche, se ha podido leer en la cuenta de Twitter del líder socialista el mensaje “Socorro!!! Me quede sin bateria en el coche en Miguel Fleta!”, lo que da muestras de que la fiesta podría haberse salido finalmente de control.