Miles de pagafantas de toda España están preparando ya sus invitaciones para ir al cine y sus cenas “entre amigos, para hablar de los problemas que tienes con tu novio” de cara al próximo 14 de febrero, “cuando Cupido disparará sus flechas de la amistad hasta alcanzar de lleno nuestros corazones”, en palabras de los pagafantas.

“Es un día de celebración que queremos pasar junto a nuestras mejores amigas con las que nos querríamos acostar pero no puede ser”, explica un pagafantas de Jaén. “A no ser que tengan planes con otro chico, claro”, matiza luego.

Muchos de ellos han empezado a ir al gimnasio “para preparar nuestros hombros ya que, con un poco de suerte, nuestras amigas aprovecharán la festividad para llorar desconsoladamente en ellos mientras nosotros acariciamos su pelo sedoso y que, ay, huele estupendamente bien”, explica otro pagafantas que ya ha reservado mesa “en un restaurante no romántico para pasar una velada no romántica con mi amiga que es amiga y nada más”.

“Es el día del año en el que nos piden ayuda para ir a comprar juguetes sexuales para estrenar con el novio. Lo más cerca que estaremos del sexo”, añade sin ocultar la excitación.

“Tarde de amigos para hablar de chicos, una ayudita con su mudanza a la casa de él, dos besos en la mejilla al despedirnos, paja y a dormir”, dice otro de estos mejores amigos cuando describe el plan para el próximo domingo. “Estoy nerviosísimo, no puedo esperar”, añade.

Volver al especial