El director general de la multinacional Jenkins&Co. ha convocado esta mañana una reunión con todo su equipo con el objetivo de “renovar las gracietas, apodos y bromas recurrentes sobre mi persona que venís haciendo a mis espaldas desde hace ya más de veinte años”.

El directivo intuye que “tal y como funcionan las cosas en esta empresa, las bromas no se habrán renovado desde que fui nombrado director y hasta yo tengo que estar encima de estos temas”.

“El mercado ha cambiado mucho y hay insultos como ‘fofisano’, por ejemplo, que podríais incorporar”, ha sugerido. “Sin que yo me entere, claro, porque si me entero os vais fuera”, ha matizado.

Pese a haberse reunido durante más de cinco horas, el director no ha aprobado ni una de las sugerencias que han propuesto sus subordinados e incluso ha despedido a un empleado que ha propuesto la palabra “Hijoputa”.

El directivo está buscando a un bufón en LinkedIn para que se incorpore inmediatamente. “Las empresas modernas invierten en el I+D de las coñas en la oficina y nosotros no vamos a ser menos”, dice. Admite que se ha inspirado directamente en el proceso de selección de Donettes, que contratará con un sueldo de 200 euros al mes a un #ManagerDelDonetting capaz de hacer reír a Tony “El Muro”.

“Yo no tengo a Tony ‘El Muro’ pero sí a mi mujer, que no se ha reído nunca que yo sepa. A mis espaldas puede que sí, pero no podría asegurarlo”, concluye el director general.