Un grupo de 10 personas ha irrumpido esta mañana en la vía del AVE Madrid-Barcelona a la altura de Tarragona y ha sustraído varios hilos de cobre. No contentos con ello, los vándalos se han animado a robar dieciocho vagones, tres de ellos de la clase Club, y se los han llevado en una furgoneta Nissan Vanette.

En los vagones había un total de 174 ejecutivos que ahora se encuentran en paradero desconocido, así como el DVD de la película “La profesora de Historia” que se estaba proyectando en el momento del hurto.

“Es probable que se lleven los vagones a Europa del Este y que sus piezas, incluidos los ejecutivos, sus dientes de oro y sus tabletas, se vendan allí”, explica un agente de la Guardia Civil.

Según los expertos, lo que realmente interesa a los ladrones no son tanto los vagones en sí mismos como el cobre de los auriculares de plástico que Renfe regala a los pasajeros.

“Vi a los vándalos acercarse a las vías y estaba claro lo que iban a hacer. Lamentablemente, estaba en el vagón del silencio y no pude avisar”, relata uno de los pasajeros que, por fortuna, se encontraba en uno de los pocos vagones que los ladrones no se llevaron.

Para compensar a los afectados por este robo y por la interrupción del servicio, la operadora ferroviaria ha dispuesto autocares y maridos empresarios de sustitución.