Tras difundirse el vídeo de propaganda electoral del Partido Popular en el que aparecen varios jóvenes hipster, más de 1,4 millones de españoles adheridos a esta estética han confirmado que votarán a esta formación porque les hace “mucha gracia”, según ha informado un nuevo sondeo de Demoscopia.

“Rajoy es tan de Wes Anderson que tengo que votarle. La derecha es tan ideal, me encanta. La odio”, han declarado varios de hipsters del barrio de Malasaña, completamente desorientados ante la propuesta “vintage” del programa popular.

“Estoy a favor del despido libre desde la ironía”, asegura un diseñador gráfico de Barcelona que dice que apoyará a Mariano Rajoy por primera vez, aunque lo hará desde un punto de vista “distanciado y desde el LOL”.

“Pablo Iglesias, con esa pinta de informático cutre, parece demasiado normal y a él le vota todo el mundo normal, así que yo votaré al PP por la risa”, añade el joven.

Según Demoscopia, el 75% de los españoles de entre 20 y 45 años es incapaz de expresar o apoyar ninguna idea sin subtexto irónico, lo que podría permitir al PP gobernar con mayoría absoluta. “Esto sería épico, espero que no ocurra, pero me fliparía”, explica Cristina Sardón, una simpatizante de 35 años, afiliada desde 2011 al Partido Popular a modo de “protesta performativa contra el PP”.

Según diversos analistas, después de casi cinco años luciendo bigotes irónicos y ropa de anciana desde la ironía, cientos de parejas jóvenes han empezado recientemente a llevar a sus hijos a colegios privados desde la ironía, a vestir jerséis de lana puestos por encima de los hombros desde la ironía y, como último paso, el próximo 20 de diciembre votarán al PP entre risas.

Se espera que al menos 200.000 personas publiquen en sus redes sociales un “selfie” sujetando una papeleta del PP con el texto “les voto, me parto”.