Tras la caída de basura espacial en la región de Murcia, incluyendo bolas metálicas de aproximadamente 15 kilos, los habitantes de la zona han exigido una respuesta por parte de las autoridades “que ponga en su sitio a los extraterrestres que la han tomado con nosotros”.

La crispación en las localidades de Calasparra y Mula, las más afectadas por las “gamberradas”, hizo temer al Ministerio del Interior el inicio de un conflicto armado entre murcianos y extraterrestres.

“Ayer pudo verse al propio alcalde de Calasparra con el rostro enrojecido por la furia lanzando piedras al cielo. Una de ellas cayó encima de un asno y se armó una pequeña batalla campal porque la gente creyó que habían sido los de arriba”, relata un agente de la Guardia Civil.

Para evitar que el conflicto pase a mayores, la propia agencia espacial estadounidense ha decidido intervenir apostando por la diplomacia. “Se mandará al espacio una advertencia y la petición formal de que se ponga fin al impacto de basura en territorio murciano”, ha confirmado la NASA esta mañana.

La petición formal consiste en un folio de tamaño Din-A4 atado a una piedra “para que no vuele” y con un escrito del presidente de la región de Murcia firmado por todos los ciudadanos afectados.

“Todo el mundo se mete con nosotros, hasta los extraterrestres. Que se metan con gente de su tamaño, que no hay derecho”, sentenciaba el alcalde de Mula esta mañana. “Si son vida inteligente, que lo demuestren. Porque esto de ir tirando piedras a los que no se pueden defender es más propio de los niños de teta. El Universo tiene más de 13.000 millones de años, ya somos mayorcitos”, agregaba el presidente de la región.