La multinacional energética y petroquímica Repsol ha anunciado hoy que patrocinará durante los próximos dos años todo aquello que el entendimiento humano es capaz de aprehender.

La esponsorización abarca todos los objetos cognoscibles sometidos a las condiciones formales de la experiencia que imponen nuestras facultades cognoscitivas, dejando a un lado el conocimiento metafísico, que tiene un contrato de exclusividad con Cash Converters.

La acción implica también el patrocinio de los juicios sintéticos a priori del piloto Fernando Alonso, según ha confirmado esta mañana la compañía.

El patrocinio de la realidad tal y como la conocemos por parte de Repsol no ha dejado indiferentes a sus competidores, que están estudiando una demanda por prácticas abusivas y dogmatismo epistemológico.

“Es un fraude si tenemos en cuenta que la realidad no puede ser conocida. Esta empresa está vendiéndonos su apoyo a algo indeterminable, inestable e indiscernible. Su propuesta es un puro dogma instrumental”, denuncia Cepsa en una nota de prensa.

Repsol ha replicado que “el escepticismo no nos hará líderes” y ha defendido la concepción platónica del saber basado en creencias verdaderas y justificadas “que son la base de nuestra estrategia de marketing”.