“¡Gracias Badajoz! ¡Y ahora os dejamos con los grandes!”, ha exclamado Albert Rivera tras un mitin de una hora que ha dejado al público caldeado y listo para recibir a Mariano Rajoy, cabeza de cartel del evento.

La escena se repite en todos los mítines de peso del Partido Popular, en los que han apostado por acompañarse de los candidatos de Ciudadanos para que salgan en primer lugar y calienten el público.

“Salimos a hablar y a veces todavía no hay nadie, pero ves cómo el auditorio se va llenando y al final algunos incluso se animan con nosotros”, admite Albert Rivera, líder de la joven formación.

“Es un privilegio acompañar a estos dinosaurios”, añade el político. “No sé de dónde sacan la energía, pero me dan muchas esperanzas porque a mí también me gustaría hacerme mayor al pie del cañón”, confiesa.

Desde el Partido Popular explican que es una apuesta de Rajoy dar una oportunidad a “estos partidos pequeños que en el fondo son fans nuestros y han crecido con nosotros”. El mismo Rajoy ha admitido ante la prensa que, aunque él ya tiene una carrera política asentada, todavía puede aprender “de estos muchachos que llegan pegando fuerte”.

“Me quedo mirándolos desde el backstage y veo toda esa frescura que tienen y me recuerda a cuando yo empecé en esto”, confiesa el presidente del Gobierno. De hecho, siempre pide un aplauso de agradecimiento para Rivera cuando irrumpe en el escenario.

“Más vale que vigilemos con estos, ¿eh?”, ha bromeado Rajoy señalando a Rivera, justo después de salir de su camerino para pedirle una toalla.

Justo antes de cederle el testigo a Rajoy, Albert Rivera ha informado al público que en la entrada del mitin hay un tenderete donde venden camisetas de la formación.