Presentándolo como la forma más fácil de conseguir que el palo para hacer “selfies” también aparezca en las fotos, diversas tiendas de electrónica han puesto a la venta un palo para “selfies” más pequeño que se instala sobre el otro palo para hacer “selfies” con el objetivo de que el palo para “selfies” pueda hacerse “selfies”.

“La gente está muy orgullosa de sus palos pero se ha dado cuenta de que éstos no salen en las fotos, así que han tenido que comprar un segundo palo”, explica la dependienta de Fotobazar, en Barcelona.

La vendedora afirma que, antes de disponer de este nuevo segundo palo, eran muchas las personas que optaban por “hacerle fotos al palo suelto, poniéndolo encima del sofá o junto al gintónic”.