Admitiendo que viajar le pone muy nervioso, un Ave Madrid-Barcelona ha regresado hasta siete veces a su estación de origen esta mañana para comprobar que no se había dejado ningún pasajero, según han informado fuentes de Renfe.

“Si no vuelvo, voy con la sensación de que me he dejado algún pasajero en la estación”, ha declarado el convoy la quinta vez que ha regresado a Atocha para ver que todo estaba bien.

“Creo que me he dejado algo, una maleta o algún ejecutivo o algo”, ha reiterado justo antes de llegar a la estación de Guadalajara solo para dar la vuelta y volver a Madrid. “Tengo mis manías: cuatro minutos antes de salir comprobamos las puertas, luego pito un par de veces y luego salimos y pongo la peli, pero hoy tengo la cabeza loca y no he pitado al salir de la estación, así que voy con la sensación de que he hecho algo mal”, ha añadido.

“Hay que hacer las cosas bien, no cuesta nada volver y revisarlo todo de nuevo”, insiste.

Los pasajeros han expresado su malestar por verse obligados a empezar siete veces la película “El chef, la receta de la felicidad”. Desde Renfe han explicado que el tren se pone nervioso si no lo hace así.

Al cierre de la edición, las mismas fuentes han informado que el convoy ha pedido regresar una octava vez a la estación para reabastecerse de auriculares gratuitos que repartirá de nuevo entre todos los pasajeros.