Alvarito Bosch, de nueve años, ha enviado esta mañana una carta a Sus Majestades los Reyes Magos para insistir en que este año ha sido bueno “y si es mentira que me caiga un puto rayo encima y me parta los cojones”.

Bosch considera que su comportamiento está siendo irreprochable teniendo en cuenta, además, que “mis viejos intentan joderme y acabar con mi puta paciencia cada maldito día de mi vida”.

“Este año no quiero mierdas, en serio os lo digo”, solicita en la misiva. “El carbón os lo metéis por el culo, traedme las cosas que os he pedido y si veo otros putos calcetines os juro que os los meto por el culo. Porque, de verdad, este año no ha habido movidas raras y me he portado muy bien”, añade.

En cuanto a su suspenso en matemáticas, Bosch se excusa argumentando que “ya sabéis como es el puto maricón de los cojones, que me ha pillado manía y no le parto la cara porque ya os digo que este año voy de buen rollo”.

“Queda claro, ¿no? Mi comportamiento está siendo la polla y ahora vosotros os lo tenéis que currar. No me toquéis las pelotas”, sentencia el niño, que también ha pedido perdón “al negro” porque el año pasado “me metí a saco con él”.