Inmediatamente después de apuntar algo supuestamente importante en la pizarra, los profesores españoles, con el borrador en la mano, han anunciado su intención de borrar todo lo que han escrito, según han informado fuentes cercanas a la escolarización del país.

“Empezaremos a borrar por ahí, ¿de acuerdo?”, han advertido.

“Borramos, ¿eh?”, han informado haciendo oídos sordos ante los gritos de horror de los alumnos, que se han opuesto a la medida con rotundidad. “Vamos a borrar y no hay nada que podáis hacer, habéis tenido tiempo de sobras”, ha insistido el profesorado del país.

“Ready or not, here we go”, han declarado los profes de inglés

“Estéis listos o no, vamos a borrar, eso es lo que vamos a hacer”, han enfatizado los maestros, ignorando aparentemente que en la pizarra hay apuntadas cosas importantes que, supuestamente, podrían entrar en un futuro examen. “Vamos, vamos”, han añadido.

“Hay cosas importantes en la pizarra, cosas que debo aprender y que, por tanto, un buen profesor no debería borrar porque me resultarán útiles algún día”, han lamentado los alumnos. Éstos han insistido, según las fuentes, en que “es completamente absurdo borrar algo que parece tan crucial para nuestra educación y que no se ha apuntado en la pizarra porque sí”.

“Si no fuera importante no lo habrían apuntado, hay números y cosas muy serias”, han reiterado los alumnos. “Ahí hay cosas que en teoría van a ayudarme en mi desarrollo personal y que ahora quieren borrar”, subrayan.

Al cierre de la edición, los estudiantes han hecho una fotografía con el móvil a la pizarra “y luego en casa o en el examen mismo lo miraremos o lo que sea”.