Constatando que la iniciativa del cubo de agua helada ya ha pasado de moda, la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) ha decidido relanzar su campaña solidaria proponiendo esta vez que la gente meta la cabeza en el horno a 120 grados durante quince minutos. El objetivo sigue siendo recaudar fondos para esta rara enfermedad “y hacer que rulen nuevos vídeos tronchantes por YouTube”.

“Hacedlo por nosotros, joder”, piden entre risas

“Lo que nos haría felices de verdad sería que la peña se tirara hielo en la cabeza y justo después se metiera en el horno. Creemos que saldría mazo de humo”, ha explicado uno de los portavoces de la asociación. “Necesitamos apoyo. Hacedlo, joder”, ha añadido entre risas.

Desde que se realizara la propuesta formal ayer por la tarde, cientos de personas se han puesto manos a la obra y ya hay quien ha querido ir un paso más allá metiendo el cuerpo entero en un horno industrial. “Te cagas del calor pero no es comparable a sufrir esta terrible dolencia”, explican quienes lo han probado.

“Esta tarde tengo hora en el tanatorio para que me incineren. La ELA es un tema muy serio y quiero darlo todo”, ha declarado un espontáneo. “He pedido a mi mujer que vacíe la urna con mis cenizas encima de su cabeza porque toda ayuda es poca”, asegura.

La asociación espera recaudar miles de dólares “y de partidas de ojal” con la nueva campaña, contando además con el apoyo de los famosos. En España, Eduard Punset ha sido uno de los primeros en meter la cabeza en el horno. “Me he echado levadura en el pelo, que es algo que siempre había querido hacer, y vais a alucinar con la cabeza que se me ha puesto”, prometía en su cuenta de Twitter.