¡Aaaah, los hijos! Cuántos dolores de cabeza para apenas tres minutos de satisfacción (sin preliminares), ¿verdad? Nadie te avisó que tener descendencia implicaba dejar de hacer según qué cosas, ni que lo de la paridad iba en serio. Pero no te preocupes: te ofrecemos tres destinos con los que podrás pasar unas divertidas vacaciones en familia.

unicornio

Euromeshko

Sergei Romeshko tenía un sueño: tener el triple de dinero que Walt Disney con una sexta parte de su talento, siendo generosos. En su Bucarest natal, empezó a publicar tiras cómicas en el semanario infantil “Marlboro & Rainbows”. Sus personajes “Rudolph, el unicornio con un pene en la frente” y “Kalashnikov Billy” tuvieron un éxito abrumador entre los jóvenes de entre 3 y 6 años (en Rumanía, los niños entran en la edad adulta a los 7 años, cuando el gobierno les regala su primera arma de fuego).

Romeshko creó el parque temático Bisney World en 1949, y desde entonces no ha sometido sus atracciones a ninguna revisión. Porque, como reza su eslogan, “no hay mejor inspección técnica que la sonrisa de un niño”. Puedes subir a la noria y comprobar que tu coche sigue intacto en el párking, en las camas elásticas y comprobar que tu coche sigue intacto en el párking, o en la loca, loca comisaría del Sargento Vladimir, y denunciar que tu coche ha desaparecido del párking.

Además, en el maravilloso mundo Romeshko, tus hijos podrán hacerse fotos con personajes de la mitología rumana, como hadas, dragones o dentistas.

Cuba

Uno no elige el momento para hacer turismo sexual. Simplemente siente la llamada. En mi caso fue en 2009, 2010, 2011, 2012 (dos veces), y 2013. Y cuando se tienen niños, la cosa se complica. Afortunadamente, un grupo de emprendedores ha creado Cuba4All, un servicio que permite a los padres divorciados compaginar la custodia compartida y las bondades de la prostitución caribeña.

Este programa está auspiciado por la Escuela Internacional de Cine de Cuba, y se hace creer a los chavales que están haciendo un curso de cinematografía. Cámara en mano, tus hijos grabarán todos los escarceos “amorosos” que mantengas con cuantas jineteras se crucen en tu camino. Después lo editarán y se lo enviarán a tu ex, bajo el título “Las aventuras de papá”.

Nota: desde el año 2011, el precio de estos cursos debe abonarse en dinero y no en bolígrafos o espejos. Una muestra más de la apertura de Cuba al mundo.

Madagascar

Después de haberte tragado la película de Dreamworks hasta querer matar hasta la última puta jirafa del mundo, llega el momento de devolverles la jugarreta a tus hijos. Lleva a tus retoños a la tribu de los Magalluflos, en la parte occidental de la isla, y pasa unas fantásticas vacaciones entre animales salvajes, naturaleza y tribus vecinas que querrán matar a tu mujer porque ellos también sospechan que es una bruja.

Los más pequeños podrán pasar los días haciendo manualidades, como ceniceros moldeados con los excrementos de los más ancianos (parece ser que se secan antes), degollando corderos encantadores o venerando al Dios de la Fertilidad, Hul-ioh Yh-Glesh-Iash.

Tus hijos pasarán una experiencia tan traumática que, a partir de entonces, solo te pedirán películas de Bergman, o Kaurismäki. En definitiva, películas donde no aparezcan bichos que hablan, como las de Disney, Pixar o Rossy de Palma.