Pedro J. Ramírez ya no es director de El Mundo. Veinticinco años después de fundar el rotativo, el segundo más importante del país en número de ventas, ha tomado la decisión de reinventarse profesionalmente y empezar su andadura en el mundo del periodismo.

“Siempre me ha llamado la atención”, dice

“Siempre me ha llamado la atención”, ha confesado refiriéndose a esta profesión. “Informar de lo que ocurre sin sesgos, con compromiso y rigor pero también con humildad, sin aspiraciones mesiánicas ni intereses empresariales, esto es lo que ahora me motiva. Algo muy distinto a lo que llevo haciendo”, ha insistido Pedro J., que ya ha enviado su curriculum a varios medios de comunicación.

“He ganado varios premios, tengo coche propio y Office nivel usuario”, ha recordado el aspirante a periodista, que es consciente, pese a todo, de que la edad puede ser un problema.

“Mi idea no es empezar arrasando. No sé nada de periodismo en el fondo, sé que debo empezar desde abajo con ganas y no hay problema con eso”, argumenta.

De momento, solo dos medios han respondido a la solicitud del exdirector de El Mundo. El diario catalán Avui ha agradecido el interés del solicitante pero le ha informado de que “en aquests moments no tenim cap vacant disponible”.

“El faro de Guadarrama”, en cambio, le ofrece prácticas no remuneradas a cambio de prestigio. Esta primera oferta ha resultado interesante a Pedro J., que ya ha cerrado una reunión con el jefe de redacción de este periódico local.

“No sé qué ponerme para la entrevista. Supongo que al final optaré por camisita y tirantes”, ha confesado.