El juez José Castro ha imputado a la infanta Cristina por un delito de blanqueo de ano. El auto de 227 páginas, que acaban de recibir las partes, cita a la hija pequeña del Rey a declarar dentro de dos meses. Concretamente, el sábado 8 de marzo a las 10.00 horas de la mañana.

Puede que tenga que mostrar al ano al juez

El delito que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma atribuye a Doña Cristina está severamente castigado por el Código Penal. El blanqueo de ano conlleva una pena de cárcel de hasta seis años, además de una multa proporcional al perímetro de ano blanqueado con el dedito fiscal.

El magistrado instructor sostiene que el ano de la infanta se blanqueó “a escondidas de las autoridades y en un local clandestino”. Aunque considera que fue Iñaki Urdangarin quien presionó para que el ano de Doña Cristina fuese blanqueado, insiste en que la infanta “puso el culo sin importarle las consecuencias”.

La citación de la también duquesa de Palma la efectúa el juez con la oposición abierta de la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado, el abogado de Urdangarin y su propio defensor, que asegura que “el blanqueo se realizó sin ánimo de lucro, con el único objetivo de agradar”.

No se descarta que Doña Cristina deba mostrar el ano al juez, pero la defensa “realizará cuantas gestiones sean necesarias” para evitarlo.