Un equipo de expertos de la ONU ha confirmado esta mañana que tu madre está en posesión del perfume cuyo anuncio te pone tan cachondo y que, además, ha manifestado a solas frente al espejo que “esta noche me lo voy a poner”, en referencia a la cena de Nochebuena en casa de los primos.

Las consecuencias que tendría para tu integridad psíquica el hecho de que tu madre oliera igual que la chica que sale en el anuncio y a la que has imaginado tantas veces a cuatro patas dispuesta a ser empotrada son impredecibles, aseguran los expertos, aunque las probabilidades de que la fragancia actúe como un arma química capaz de anular tu libido son altas.

No se descarta que el pintalabios sea también el de la chica del anuncio

“Tanto nuestra imagen de marca como nuestros anuncios refuerzan la idea de que este perfume es para chicas jóvenes, con un perfil muy distinto al de Marifé Robledo, que debería apostar por otra gama distinta”, se defiende un portavoz de Chloé.

La ONU admite que no existe una legislación que pueda impedir a tu madre usar un perfume que, con total seguridad, hará que te la imagines chupando una piruleta con la lascivia de quien lame un pene -concretamente el tuyo-, pero recomienda que inicies de inmediato una negociación con ella.

“No hay tiempo que perder. Ya empieza a poner caras que tu cerebro, bajo la influencia del perfume, podría interpretar mal”, insisten los especialistas.

Los expertos reconocen que el carácter de tu madre hará difícil que se haga cargo de la situación. “En 2012 no tuvo ningún reparo en apropiarse del tanga de leopardo que dejó olvidado aquella amiga tuya con la que practicaste sexo duro en todas las posturas que se os ocurrieron. Lo encontró debajo del sofá cuando pasaba la aspiradora, mojó la prenda con limpiacristales y la utilizó para sacar brillo a los muebles”, recuerda la organización.

Las mismas fuentes confirman, además, que Rodrigo Camuñas ha sido visto hoy engrasando las ruedas del carrito del bebé con el gel Chilly destinado a la higiene íntima.