Defendiendo que “vivimos unos años de mínimos”, el secretario del Ministerio del Interior, Francisco Rosales, aseguró ayer por la tarde que el Gobierno estaba trabajando apresuradamente en un proyecto de ley que prohibiría a los españoles “vivir la vida al máximo, ir a tope” y, en definitiva, “petarlo”.

El Gobierno, según Rosales, ha visto con preocupación cómo muchos jóvenes están participando muy activamente en la campaña “Vive ahora” con Ron Barceló, en la que se anima a todo el mundo a compartir en las redes sociales sus experiencias con el “hashtag” #viveahora para ganar un viaje a Ron Barceló Desalia en el Caribe. “Y no estamos como para ir tan a tope o para que nos vayamos todos al Caribe y dejemos el país hecho un asco”, ha explicado.

“Vimos una fotografía en Twitter de un chaval muy joven sin camiseta pasándolo en grande y yendo ‘tó loco’. ¿Puede el Gobierno permitir ese comportamiento? No, porque ese chico se va a resfriar y eso supone un coste para la Sanidad que sufragamos todos los ciudadanos”, ha explicado el secretario.

“Especialmente si encima, por hacer el tonto y despechugarse, acaba consiguiendo el viaje a Ron Barceló Desalia“, ha añadido.

Según ha dicho Rosales, el anteproyecto no pretende “restringir ningún derecho fundamental a pasarlo bien” pero el secretario sí ha incidido en que “de pasarlo bien un ratito a ir ‘al máximo’ hay un paso que no nos podemos permitir, al menos por ahora”.

Rosales ha justificado también la cuantía de las multas previstas -hasta 600.000 euros por partir la pana- argumentando que “nos queda poca pana y debemos conservarla entera para los ancianos, especialmente ahora que llega el frío”.