Tras cinco años de investigación y desarrollo, Antonio Canseco, un gordo de Madrid de 37 años, ha anunciado esta mañana el descubrimiento del movimiento “Torbellino 17”, un innovador giro de muñeca que le permite “rebañar con total precisión todo el guacamole que haya en un bol usando un único nacho, dorito o patata frita, impidiendo así que los demás también cojan”.

“Podría quedarme con todo el guacamole usando incluso un palito de pan”, asegura

El gordo, que ha presentado el “Torbellino 17” desde su domicilio de Madrid, ha admitido la dificultad que ha entrañado el desarrollo de este movimiento. “Los 16 anteriores torbellinos eran defectuosos por una cosa u otra: el nacho se rompía o solo eran capaces de acumular una cantidad concreta de guacamole”, ha explicado. Finalmente, según ha informado, “se vio claro que la clave estaba en la muñeca”.

Con diversos ejemplos prácticos, Antonio ha mostrado sonriente cómo el Torbellino 17 permite acumular una cantidad ilimitada de guacamole o salsa “sin importar lo grande que sea el plato o la consistencia del guacamole”.

Según ha confirmado el gordo a la prensa, el giro de muñeca es tan complejo que quema 600 calorías de una sola vez. “Por supuesto, esto es compensado con la desproporcionada cantidad de grasa que tiene el guacamole”, ha aclarado, señalando también que, por ahora, el único obstáculo “será aguantar la mirada de nuestros amigos al ver que les estamos dejando sin aperitivo mientras el Torbellino 17 hace su trabajo”.