Prometiendo que tendrá “una mayor durabilidad” que los modelos anteriores, el PSOE desveló ayer en el congreso del partido su nuevo modelo de Alfredo Pérez Rubalcaba, “más rápido, estable y seguro que los anteriores”.

Es mucho más fino que sus competidores

El nuevo Rubalcaba es, según el PSOE, “más innovador que nunca sin renunciar a las características que lo han convertido en un líder en su categoría”.

Durante la conferencia se desgranaron sus diversas y renovadas prestaciones para, finalmente, desvelar al nuevo líder del PSOE, oculto hasta entonces tras una cortina.

Miembros de la ejecutiva federal, dirigentes, militantes y barones territoriales se mostraron satisfechos con la remodelación y, de hecho, esta misma mañana ya eran muchos los simpatizantes del partido que se acercaban a las diversas sedes del PSOE a hacer cola “para poder verlo de cerca en cuanto aparezca por aquí”.

Pese al entusiasmo de los “fanboys” de la rosa y el puño en alto, los analistas se muestran tajantes: “El nuevo Rubalcaba es innovador, sí, pero sigue siendo Rubalcaba y es probable que los cuelgues sigan siendo un problema”, podía leerse en un blog especializado.

La renovada estética de Rubalcaba no terminará tampoco de atraer a los jóvenes, según estos analistas, porque, aunque tenga más colores que antes, “su renovada estética exterior y su carcasa no esconderán una velocidad de proceso por debajo de lo esperado”.