José Luis Rodríguez Zapatero no ha ocultado su orgullo tras confirmarse que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ordenó espiarle junto a varios líderes mundiales. El expresidente español ha felicitado directamente a los servicios de espionaje estadounidenses “porque no me enteré de nada, ni siquiera sospeché”.

“Son unos máquinas esta gente”, ha insistido hoy en declaraciones al periódico The Guardian. “Es magia. Te preguntas: ¿Cómo lo han hecho? ¿Cómo saben todo esto? Espiar una conversación sin que te oigan respirar al otro lado, no sé, es una virguería. Y que se tomen esa molestia contigo es halagador”, ha argumentado Zapatero.

“El actual gobierno ha perdido la capacidad de inquietar”, lamenta el expresidente

El efusivo agradecimiento del socialista contrasta con la reacción del actual Gobierno, que ha convocado al embajador de Estados Unidos para pedir explicaciones.

Lejos de los recelos, Zapatero cree que “si te espían es porque de alguna manera te quieren. Si a tu madre no le preocupa lo que pone en tu diario, es que le da igual tu vida. ¿Espían ahora a Mariano Rajoy? Lo dudo. Creo que España ha perdido esa capacidad de inquietar”.

Estas declaraciones no han tardado en recibir una respuesta por parte del líder de los populares, que ha asegurado que a él también se le ha estado espiando. “Más y mejor, porque la tecnología que usan se va implementando. Si a alguien han espiado bien es a mí”, ha declarado a los medios.

Obama se disculpa regalando un extraño bolígrafo a los líderes afectados

Barack Obama ha lamentado públicamente el disgusto que las filtraciones sobre su programa de espionaje han provocado a los afectados. Por este motivo, ha anunciado que regalará a los principales líderes mundiales “un bolígrafo muy bonito que escribe muy bien y lleva una pequeña pila de botón porque es un último modelo”.

Tras conocerse esta iniciativa, la tensión entre Zapatero y Rajoy ha aumentado porque ambos se consideran legítimos merecedores del obsequio. El socialista cree que a él le espiaron primero y durante más tiempo, pero Rajoy ha replicado que “ahora el que usa bolígrafos para firmar acuerdos de interés general soy yo, así que le sacaré mucho más partido”.