El examen de competencias básicas de la población adulta hecho por la OCDE en 23 países, y que se conoce como “el informe PISA para adultos”, sitúa España a la cola de los países desarrollados en materia de comprensión lectora y matemáticas, entre otras disciplinas.

El texto del informe, difundido esta mañana, utiliza el traductor de Google en varios párrafos y presenta frases copiadas literalmente de algunos artículos de Wikipedia.

“6 de cada 3 españoles no dominan la estadística”, dice el informe

En la introducción, por ejemplo, se dice que la educación se concibe como un “proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar”. Esta frase corresponde a la entrada “Educación” de la célebre enciclopedia de Internet.

Los expertos también han detectado plagios de informes PISA anteriores, así como datos estadísticos acompañados de notas provisionales como “Comprobar luego porque los números no cuadran”.

Los autores del documento utilizan asimismo un estilo muy precario, con fragmentos como “el nivel de la educación de la gente cuando se les pide que entiendan cosas leídas no está demasiado bien porque te das cuenta de que no dicen lo que pone allí sino que lo han entendido mal y lo tendrían que haber leído bien pero no”.

Tras el aluvión de críticas, la OCDE ha explicado que los informes PISA, y también este último examen, lo elaboran dos becarios “de distintos países” preguntando a la gente por correo electrónico y escribiendo luego el informe con todos los datos recogidos. “Hacen lo que pueden, no hay más recursos”, ha argumentado un portavoz de la institución.