Las negociaciones para traer a Madrid el polémico proyecto de ocio de Las Vegas Sands se han desbloqueado esta semana. El magnate Sheldon Adelson ha descrito como “un buen avance” la propuesta del Ministerio de Sanidad de permitir fumar en las zonas de tragaperras en las que no haya menores jugando.

Los menores con prostituta tendrán que fumar en la calle

La ministra Ana Mato considera que “los niños no pueden estar expuestos al humo del tabaco, ni siquiera al de las prostitutas que les acompañen ocasionalmente”. Sería ésta, pues, la exigencia irrenunciable del Gobierno para dar luz verde a la futura ciudad del juego de Alcorcón, y los promotores de Eurovegas se han mostrado dispuestos a estudiar el asunto.

“Para nosotros es importante que en nuestras instalaciones haya monos que fuman y clientes que también puedan hacerlo mientras arruinan sus vidas. El alcohol, el tabaco y las drogas forman un todo sin el cual no tiene ningún sentido iniciar un proceso de destrucción personal”, argumentan desde Las Vegas Sands.

Por su parte, la asociación española “Vicio Júnior” ha descrito la prohibición como “una clara injusticia que atenta contra los derechos de nuestra comunidad y que nos obligará a hacer trampas y me da igual lo que digan”, en palabras de su portavoz, Alvarito Bosch.

Si se acepta la existencia de zonas para menores libres de humo, la Comunidad de Madrid está decidida a excarcelar a los proxenetas y traficantes que requiera el macrocomplejo, pues se sospecha que la demanda superará con creces la capacidad operativa del crimen organizado de la capital.