En una entrevista publicada hoy en el diario “Financial Times”, el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que España saldrá de la corrupción en 2016.

Los escándalos han obligado a tomar medidas indeseadas

Según De Guindos, el Gobierno está reaccionando “con gran eficiencia” a la presión de los últimos escándalos relacionados con la doble contabilidad del Partido Popular.

“Se han aireado cosas que han obligado a cambiar muchas dinámicas internas. Ahora podemos presumir de haber reducido ostensiblemente y en un tiempo récord las prácticas ilícitas”, ha dicho.

Aclarando que “no tiene sentido buscar culpables porque es un fenómeno global y cíclico”, Luis de Guindos sí ha apuntado que “los medios de comunicación han tenido mucho que ver”.

“La persona que llevaba la contabilidad B del PP está en la cárcel. El Gobierno anterior permitió que ejerciera con total impunidad durante años”, ha argumentado el ministro.

El titular de Economía considera que los niveles de corrupción “volverán a cotas razonables muy pronto, en 2016”, mejorando la imagen de las instituciones y del propio Ejecutivo, que según De Guindos “se ha tenido que enfrentar a una corrupción global muy dura que ha obligado a tomar medidas extraordinarias y, por supuesto, en contra de lo que quería el Gobierno”.

El ministro admite que el equipo de Mariano Rajoy “lo ha pasado muy pero que muy mal” teniendo que despejar sospechas y desmentir acusaciones. “Este esfuerzo se verá reflejado, insisto, dentro de tres años, cuando la corrupción española se encuentre dentro de los estándares de la Unión Europea”.