El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hablado en los dos últimos días con el resto de portavoces de la oposición y todos han coincidido en la necesidad de que el televisor de plasma del presidente del Gobierno comparezca en el Congreso para aclarar las relaciones de Mariano Rajoy con Luis Bárcenas.

“Debe comparecer antes del lunes, que luego me voy de vacaciones”, dice el líder socialista

El líder de la oposición entiende que los ciudadanos no pueden aceptar que, ante circunstancias tan graves, se les niegue el derecho a recibir el mensaje de que todo va bien, que es fundamental, según Rubalcaba, para “preservar la higiene democrática de este país”.

“Sin un mensaje claro y contundente de Rajoy a través del televisor que nos diga que esta situación no afectará al Gobierno porque son todo mentiras y calumnias, no podremos dar por zanjada esta gravísima crisis de confianza”, ha insistido el secretario general de los socialistas.

En su explicación ante el Grupo Socialista reunido en el Senado, el líder de la oposición ha dicho que el televisor de plasma debe comparecer “ahora o nunca”, puesto que el lunes de la semana que viene “muchos nos vamos de vacaciones y la cosa se irá posponiendo hasta septiembre, que ya me conozco yo el percal”.