Dos horas después de ser presentado ante los medios, el argentino Gerardo Martino ha sabido que hoy es su último día como entrenador del Fútbol Club Barcelona.

“Es un excelente profesional pero creemos que sus resultados al frente del equipo no están a la altura de lo que necesitamos. Le ha podido la presión”, ha argumentado el presidente de la entidad, Sandro Rosell, que ha insistido en que el Barça no ha ganado “ni un solo título” bajo las órdenes del nuevo técnico, que lleva unas cinco horas en la ciudad condal.

El Tata (Rosario, 1962) ni siquiera ha podido acceder a las instalaciones del club blaugrana. “Me presentaron en persona al señor Rosell y a los cinco minutos de conversación ya me estaba pidiendo un cambio urgente en mi planteamiento”, se queja el argentino.

La directiva del Barça insiste en que no hay tiempo para el ensayo y el error. “Somos el mejor equipo del mundo y esto quiere decir que el nivel de exigencia es máximo. El entrenador no ha sabido conectar con los jugadores. A muchos de ellos ni siquiera los conoce personalmente”, sentencia Rosell.

Martino se encuentra en estos momentos en el aeropuerto de El Prat, donde intentará conseguir un billete barato que le lleve de vuelta a Argentina. “Lo bueno es que no deshice la maleta”, apunta el exentrenador del Barça.

Ahora, el club blaugrana buscará otro técnico que ya cuente con años de experiencia entrenando a los jugadores de la entidad y que “como mínimo nos haya dado una liga”.