La “Almighty Latin King Nation” (ALKN), organización que agrupa a los llamados Latin Kings, ganaría las elecciones generales si se celebraran ahora, según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, el CIS.

King Machete sería el primer presidente tatuado de la historia

El brutal ascenso de esta formación se explica principalmente por la crisis de confianza del Partido Popular, que pierde cuatro puntos en intención de voto respecto al sondeo del mes de enero, y en la falta de liderazgo del PSOE, que obtendría un 22% del voto estimado.

Izquierda Unida y Calzados La Castellana subirían y obtendrían sus mejores resultados, con un 9,9% y un 7,4%, respectivamente.

Las encuestas revelan que dos de cada tres españoles prefieren un gobierno “que vaya de cara”, y consideran que el carácter violento que caracteriza a los Latin Kings no dañaría la marca España más de lo que ya lo han hecho los anteriores gobiernos.

Con una larga lista de antecedentes penales que incluyen robo a mano armada, extorsión y tráfico de estupefacientes, Wilson Javier Fabricio, conocido como “King Machete”, sería el candidato elegido por los españoles para construir un nuevo proyecto de Estado.

“Tiene una hoja de ruta muy clara y no se amedrenta ante las imposiciones de Bruselas. Si hay alguien que puede conseguir financiación europea sin contrapartidas, y superando las estrecheces de la vía diplomática, es él”, explica el analista Jorge Sanchís.

Pese a la euforia que ha levantado el último sondeo del CIS entre los Latin Kings, que han tomado las calles de varias ciudades españolas quemando contenedores, “King Machete” ha asegurado que le gusta ser “prudente” con las encuestas pues “las cosas cambian de un día para otro” y “al final la encuesta que vale es la de los ciudadanos al votar”.

Aún así, la “Almighty Latin King Nation” ha confirmado los resultados del sondeo oficial rodeando a varios ciudadanos que han sido encuestados a pie de calle y a punta de navaja. Todos ellos han apostado sin reservas por el cambio político que proponen los Latin Kings, considerando que los partidos tradicionales pertenecen a un paradigma ya superado.