Hace una semana, las investigaciones del caso Nóos llevaron a la Agencia Tributaria a atribuir a la hija del Rey la propiedad de 13 fincas que la infanta no reconoció como suyas.

La auténtica infanta no tiene nada que ver con Urdangarín

Aunque inicialmente se creyó que esas fincas no pertenecían a la infanta y que el informe de Hacienda era erróneo, esta mañana el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha comparecido de urgencia para aclarar que los datos de la Agencia Tributaria sí son correctos: “Es normal que doña Cristina niegue que esos bienes son suyos porque ella no es la infanta Cristina”, ha revelado.

Según Montoro, “el error no fue atribuir a la infanta unas fincas que no son suyas. El error fue creer que esa señora es la infanta Cristina”.

La investigación interna de la Agencia Tributaria confirma, pues, que el DNI de doña Cristina de Borbón corresponde a un señor de Ciudad Real. “El número del DNI es único, personal e intransferible, no puede haber dos documentos iguales. Hemos confirmado que el documento oficial es el de este señor, al que en justicia debemos referirnos a partir de ahora como Su Alteza Real doña Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia”, ha sentenciado Montoro.

De estas informaciones se deduce, por tanto, que la verdadera infanta no es la esposa de Iñaki Urdangarín y no tiene ningún vínculo con el caso Nóos, más allá de una desafortunada confusión de identidades.

El Rey: “Quiero conocer a mi hija”

La Casa Real no ha tardado en reaccionar y ha mandado un comunicado a los medios en el que agradece que todo se haya aclarado: “Recibimos con alivio la confirmación de que la hija de Su Majestad el Rey no está involucrada en ninguna trama corrupta y, lo que es más importante, ansiamos conocer a la auténtica hija del Rey de Ciudad Real para integrarlo en la familia como una más”.

La esposa de Iñaki Urdangarín no ha querido ofrecer declaraciones tras descubrirse toda la verdad, pero muchos la acusan de haber suplantado la identidad de la infanta con la complicidad de su marido para llevar a cabo supuestas irregularidades.

La verdadera infanta Cristina, nacida en Ciudad Real, será recibida esta misma tarde en La Zarzuela, donde planea instalarse con Matilde, su esposa de toda la vida.