Álvaro Pérez, El Bigotes, uno de los cabecillas de la red Gürtel, se encargó de seleccionar y pagar el novio de la boda de Ana Aznar y facturó los gastos al entramado de Francisco Correa por un importe de 2.440,11 euros (más 592 euros por los “extras” en la luna de miel).

La firma Apogee pasó la factura del novio a la firma Special Events, que la pagó. En esta factura (B0000605, fechada el 10 de septiembre de 2002) se indica: “Alquiler por tiempo indefinido del Sr. Alejandro Agag en calidad de novio de la boda de doña Ana Aznar y posteriormente de marido y futuro padre de sus hijos”.

Alejandro Agag, pues, fue otro regalo de Álvaro Pérez con motivo del enlace matrimonial, aparte del sonido y la iluminación de la ceremonia, cuyos gastos también cubrió.

Las atenciones de la red a la hija de Aznar se elevan ya a 34.892 euros.