Juan Pablo Wert, hermano del ministro de Educación, Cultura y Deporte, ha explicado hoy a los medios que “no tiene sentido exigir a los estudiantes españoles que se apliquen cuando tú mismo has crecido suplicándole a mamá que te ayude a hacer los deberes”.

Con estas declaraciones, el hermano de José Ignacio Wert pone en entredicho la autoridad de éste a la hora de exigir resultados a los alumnos, y lo hace justo después de que el titular de Educación se preguntara si un estudiante que no llega al 6’5 “está bien encaminado o debería estar estudiando otra cosa”.

De pequeño ya disfrutaba diciendo Tú puedes jugar conmigo pero tú no

“Es el típico mierdas que, cuando saca un diez después de años de exámenes mediocres, margina a los perdedores y se hace el guay con los empollones que antes le despreciaban”, ha añadido.

El ministro de Educación no ha querido entrar en “polémicas pueriles”, aunque sí ha declarado que “las palabras de mi hermano corresponden, al menos desde mi particular punto de vista, que no es necesariamente el del Gobierno, a las de un puto chivato rastrero y envidioso”.

Ha advertido también de que “ahora soy un miembro del Ejecutivo y no se me puede llamar ‘mierdas’ sin exponerse a severas represalias”.

Luego ha sentenciado que “no debe de ser fácil convivir con la idea de que tu hermano es ministro y tú no”.

El hermano de Wert, que es profesor universitario, llegó asimismo a insinuar que “cuando recorta en recursos educativos, el señor ministro siente que me está recortando cosas a mí, y eso le provoca un inmenso placer”.

El titular de Educación niega que los recortes del Gobierno sean una excusa para molestar a su hermano, aunque sí ha explicado que “los que han sido desde siempre los mimados de papá deben aprender que no todo cae siempre del cielo. O hay papá Estado para todos o no lo hay para ninguno”.

Al cierre de esta edición, Juan Pablo Wert contraatacaba definiendo al ministro como “una ranita ridícula”.