El Ministerio de Fomento se propone suprimir 48 líneas ferroviarias de media distancia de Renfe que transportan actualmente 1,65 millones de viajeros al año.

Dichos viajeros también serán eliminados: “No es posible prescindir de esas líneas mientras haya demanda, así que se eliminará también la demanda”, argumenta el Ministerio en una nota informativa.

Los pasajeros “no son muy allá”

Fomento ha detectado 49 líneas ineficientes (48 de tren y la de Madrid-Burgos que ya se sustituyó por el autobús) que transportan a ciudadanos “que tampoco son muy allá”.

“Se está hablando de pasajeros perfectamente prescindibles, que son los que viajan entre provincias”, insiste el Gobierno, que habla de un ahorro de 6,5 millones de euros.

El próximo paso será revisar los costes de las líneas regulares de autobuses y, en general, “todos los medios de transporte que no sean el avión o el AVE y que solo usa gente que no tiene un duro y que va a visitar a la abuela al pueblo, generando con la tontería un déficit anual insostenible a medio plazo”.