La Comisión Europea sigue sin arrojar luz a la situación económica de España. Muy al contrario, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha comparecido esta mañana diciendo cosas en inglés que luego se han trasladado por escrito, pero también en inglés, al Gobierno español.

A saber lo que pone en la carta

“Las indicaciones son confusas. Se entiende la palabra ‘deficit’, pero solo porque es igual que en español. Lo demás es prácticamente indescifrable. Este, desde luego, no es el camino”, ha lamentado el presidente Mariano Rajoy, que ha convocado a los medios en La Moncloa y ha mostrado la carta a los periodistas para que éstos vieran que no se entiende nada de lo que pone.

“Step up the pace of reforms, including of its costly pension system”, ha leído Rajoy, provocando risas en el auditorio. “Parece una broma. Podría ser una canción de los Beatles”, ha añadido sarcástico.

El presidente ha manifestado su intención de contestar a Rehn “en español, porque yo soy español igual que él es extranjero”, y solicitar que las imposiciones que marca Bruselas “se hagan en nuestro idioma, porque ya que pides, al menos pide de manera que se te entienda”.