La valoración de la ciudadanía española por parte del Rey se ha desplomado en los últimos meses, según el resultado de una encuesta de Metroscopia.

Por primera vez, su nota es negativa, muy por debajo incluso de la valoración que tenía hace un año, cuando el monarca fue objeto de todo tipo de insultos y reproches por el episodio de la cacería en Botsuana.

Considera que la actitud de los españoles es nefasta

Del sondeo de Metroscopia se deduce la situación significativa de que el Rey ha perdido especialmente la esperanza en los votantes del PSOE y en los más jóvenes, de quienes lamenta no estar recibiendo ningún tipo de apoyo.

Por eso a los menores de 34 años les asigna una nota de -41. Sus ciudadanos favoritos siguen siendo los mayores de 55, que al menos sí reconocen su papel durante la Transición.

El Príncipe se muestra mucho más comprensivo que su padre: aunque la nota que asigna a los españoles ha bajado también en tres meses, lo ha hecho en menor medida, de un 37 a un 28. También valora más a los de mayor edad, pero a los jóvenes les mantiene en nota positiva.

El sondeo de Metroscopia deja claro que don Juan Carlos considera “muy insuficiente” la forma en que los ciudadanos españoles están desempeñando sus funciones y cree que “no están a la altura” de las circunstancias.