Un juzgado de Badajoz ha admitido a trámite una denuncia contra Ramón Zarzuela, un médico de la Clínica del Corazón Contento que, supuestamente, decidía qué pacientes iban a someterse a un tacto rectal dependiendo de los resultados que arrojaba un test que les hacía previamente, y en el que se interesaba por aspectos que nada tenían que ver con sus dolencias.

“Dónde está tu dios ahora”, murmuraba con los dedos en el ano del paciente

“Cuando estás en una consulta, no cuestionas nada por miedo. Pero me extrañó muchísimo que en el formulario me preguntaran si creía que el Real Madrid debía seguir manteniendo a Mourinho como entrenador”, explica uno de los pacientes, que asegura que el doctor susurraba “Dónde está tu dios ahora” mientras le introducía los dedos en el ano.

Un portavoz del centro hospitalario ha explicado a los medios que el doctor Zarzuela tiene una gran reputación como especialista en el aparato digestivo, pero ha admitido que, precisamente por ello, suele tomarse las cosas de modo muy visceral.

“Hay detalles que le repatean el estómago, y probablemente con esos tactos rectales intentaba corregir los desarreglos físicos y también los ideológicos”, añade el portavoz, que niega que la entidad tuviera conocimiento del contenido de estos tests que Zarzuela obligaba a realizar en su consulta.

Una investigación preliminar ha confirmado que el 95% de los enfermos que eran sometidos a una exploración rectal en la consulta de este médico eran votantes del Partido Popular y estaban a favor de la privatización de la Sanidad. Un 25% de ellos reconsideraba su postura tras someterse al tacto rectal, hasta el punto de que algunos de ellos se convertían en acérrimos militantes de Izquierda Unida.