Según han informado diversos medios, Roger Fraile, un joven de Barcelona, entró ayer en el restaurante “La parrilla de Asun” sin ser consciente de que se trataba de un local vegetariano. Una vez dentro, y tras comunicar sus dudas al personal, los camareros le aconsejaron pedir la hamburguesa vegana “que parece una hamburguesa de verdad y apenas se nota la diferencia”. Al recibirla, Roger pudo apreciar que, lejos de asemejarse a una hamburguesa de carne, “era un montón de hierbas amalgamadas, algo parecido a lo que encontrarías en el interior de una estantería Lack de Ikea”.

“Es enfermizo, adivina qué ponen de guarnición: más hierbas. ¿Tú has ido a algún McDonald’s donde te pongan carne picada cruda para acompañar tu hamburguesa?”, preguntaba Fraile mientras señalaba la pequeña ensalada de brotes tiernos que acompañaba el plato. “Serán vegetarianos y les gustará proteger a los animales, pero para hacer estas hierbas han tenido que matar a una vaca para sacarle del estómago todo este pasto a medio digerir y yo no sé si esta gente es consciente de todo esto”.

El joven también ha comunicado a la prensa sus dudas sobre la paradoja de ofrecer un plato que intenta parecerse a otro pero, en cambio, rehusar el original. “Atiende: tienen un chorizo vegetariano también”.

“No tiene sentido, no tiene ningún sentido todo esto”, ha concluido Roger.

Al cierre de esta edición, ha podido saberse que Fraile se ha acercado a la barra a pedir un bocadillo vegetal, pero ha quedado decepcionado al descubrir que no incluía ni atún ni pollo, como suele ser habitual.