Solo los chiquiprecios te garantizan el mejor precio

Siguiendo la estela de los musicales de Mecano (“Hoy no me puedo levantar”) y Joaquín Sabina (“Más de 100 mentiras”), los Chiquiprecios, esas tiernas mascotas de la desaparecida marca de supermercados Plus, estrenan también su propio espectáculo. Intentan así rentabilizar la fama de días pasados con un musical en el que rememoran parte de su historia. Explica el chiquiprecio 2’35€ que uno de los motivos que les empujó a protagonizar una obra sobre su trayectoria fue el placer de colarse en los lugares donde no está prevista su presencia. Y si había algo imprevisible era el retorno de estos icónicos personajes sustituyendo el supermercado por el teatro, donde se interpretan a sí mismos.

“Más de cien ofertas” narra, a lo largo de las tres horas que dura el show, la historia de un precio procedente de una familia rural y rica llamado 99’99€. Es inflado, abusivo, desproporcionado y de carácter altivo. La trama arranca cuando decide escaparse de casa para probar suerte en la gran ciudad. Allí conocerá a los díscolos Chiquiprecios, que le ayudarán a adaptarse a su nueva vida. En resumen, la típica y manida historia del niño de casa rica que se ve rodeado repentinamente de gente sencilla, lo que da lugar a un sinfín de gags mil veces vistos.

Los números musicales se suceden unos a otros rememorando las míticas ofertas que tanta fama les dieron hace una década. Los fans encontrarán todos los hits: “Latas de Tomator 3×2”, “Coca-cola a 0’39€”, “Paletilla ibérica de Guijuelo a 35,99€”.

Por otro lado, las canciones “Cola-Cao Turbo 2 kilos a 4 euros” o “Segunda unidad a mitad de precio” no se han sabido encajar muy bien en el hilo de la historia. Detalle que se ha querido compensar añadiendo grandes efectos visuales con los que tapar esa carencia, creando momentos visualmente muy mágicos (como esos chiquiprecios colgando del techo y casi rozando las cabezas del público). De todas formas, se agradece que no hayan obviado aquellas sonadas ofertas, aún en el recuerdo de muchos, por lo que significaron para los fans y para la época.

El protagonista finalmente será castigado por los dioses debido a sus excesos y su altanería. Y 99’99€ comprenderá que “el mejor precio está siempre en el precio más pequeño”. Y así dejará de ser precio para ser chiquiprecio, abandonando los 99,99€ para renacer transformado en 1’09€. Esta metamorfosis se explica con grandeza en lo que es el penúltimo número musical del espectáculo: “La semana de la merluza congelada”.

En “Más de 100 ofertas” está magnificamente representado el universo de productos de calidad al mejor precio que siempre caracterizaron a los Chiquiprecios. Sin embargo, la trama no se desplega con habilidad y ciertamente no consigue enganchar al espectador, dado que las canciones no logran hilvanarse para dar consistencia a la trama, que no alcanza a transportarnos a los estantes del supermercado, donde los Chiquiprecios se movían (ahí sí) como peces en el agua.

En fin, un espectáculo con precios de otras épocas. O mejor dicho: chiquiprecios con otro IVA que a día de hoy resultan poco creíbles dada la sensibilidad de los espectadores y consumidores actuales. Pese a todo, el resultado final entretiene y llena de nostalgia.

Lo mejor: el esmerado ejercicio de nostalgia y la calidad musical en su conjunto.

Lo peor: los años no pasan en balde, ni siquiera para los Chiquiprecios.

Valoración El Mundo Today: ★★

El Mundo Today, la actualidad de la crítica con entradas.com.