Sacando provecho de las nuevas tecnologías, Kellogg’s ha presentado hoy sus nuevos cereales con fibra óptica, que prometen mayores velocidades de “descarga” a quienes tienen problemas de banda estrecha. 

“Aquí en España hay gente que tiene que esperar semanas enteras para bajarlo todo, mientras que en otros países el proceso es casi instantáneo, descargan en tiempo real y sin cortarse”, explica una de las primeras compradoras de este nuevo producto que se presenta como revolucionario.

“Descarga lo que quieras estés donde estés”

En su página web, Kellogg’s ofrece vídeos de consumidores descargando sin pestañear a una velocidad de 100 megas por segundo: “Baja todo tan rápido que casi no distingues unos datos de otros, cuando lo normal es que tardes media hora en lograr que bajen uno o dos”, asegura la publicidad de estos nuevos cereales.

Aunque admiten que es difícil alcanzar una velocidad real de 100 megas porque “hay que emplearse muy a fondo”, los creadores del producto prometen velocidades que superan con creces a la habitual y añaden que la bajada no para aunque haya interrupciones en el servicio. “Solo con que haya ruido o breves interrupciones, lo normal es que el usuario experimente cortes o microcortes que hacen que la descarga frene en seco. Estos cereales impiden que esto ocurra”, insisten.

“Cuando estás fuera de casa, lo normal es que te cueste más efectuar descargas. No todos los servicios son iguales ni tienen las mismas prestaciones, y eso influye. Pero con los nuevos Kellogg’s Fibra Óptica, puedes bajar a altas velocidades estés donde estés”, sentencia la marca.