Las aguas están agitadas en el PSOE desde que un perro guía de la raza “golden retriever” empieza a tomar protagonismo en las reuniones internas del partido, atrayendo la atención de todos y dejando a un lado al líder de la formación, Alfredo Pérez Rubalcaba. El animal dispone de una trayectoria intachable al servicio de personas invidentes y en 2009 ganó el Premio Royal Canin de la Concordia. Su cercanía a los ideales del socialismo y su carácter dialogante y carismático lo convierten en el líder que muchos estaban esperando. “Y a quienes dicen que un perro no podrá prosperar en la política activa, les recuerdo que Toni Cantó es diputado desde 2011”, declara José Antonio Griñán.

Es la gran esperanza color crema del partido

Aunque carece de un discurso político, el joven Trifón compensa su escasa facilidad de palabra con mucho olfato y un gran dominio de la política emocional. “Sigue la línea de Chacón en este sentido, convenciendo por el corazón más que por la razón, embelesando al auditorio con una mirada llena de contenido, mucho más potente que cualquier palabrería de manual”, explica la socialista Susana Díaz, admitiendo que “Carme no daba la patita a sus contrincantes y este perro no duda en hacerlo porque tiene mucha seguridad en sí mismo”. El animal también se caracteriza por ladrar menos que muchos de sus oponentes: “No lo necesita porque hasta los populares se le acercan para darle mimos sin darse cuenta de que están alimentando el germen de su propia caída”, insisten los socialistas, que han empezado a llevar al perro al Congreso “para que la gente vaya tomando conciencia de que se avecinan grandes cambios en la estrategia de la oposición”.

Del gato viejo al perro guía

“Trifón representa una nueva raza de políticos, es un soplo de aire fresco y tiene apenas seis años. Si Alfredo Pérez Rubalcaba fuese un perro, tendría diez. Creo que no hacen falta más argumentos”, asegura el periodista Nacho Escolar, añadiendo que “incluso en las filas del PSOE se asume el triunfo del perro guía por encima del gato viejo, habida cuenta de que éste último no ha logrado convencer y transmite agotamiento y falta de estrategia”. Muchos creen que “si alguien puede guiar a un partido que ha perdido la visión de futuro en un contexto lleno de desafíos es Trifón”. El presidente del PSOE, José Antonio Griñán, parece avalar este nuevo liderazgo cuando afirma que “Aristóteles dijo que el hombre es un animal político y ahora estamos viendo que el perro también”.

Dolores Parmalat, portavoz en España de la protectora de animales PETA, asegura que “ya era hora de que los animales se metieran en política, viendo el poco instinto que los humanos tienen para una tarea de tanta responsabilidad”.