El cuerpo sin vida de Fidel Castro regresa a la escena mediática para acallar los rumores sobre la posible muerte del mandatario. Los restos mortales, en muy buen estado de conservación, aparecen vivarachos en unas fotografías publicadas hoy en la web Cubadebate. 

El texto que acompaña a las imágenes hace gala de un exquisito humor negro cuando pone en boca del cadáver la afirmación “No recuerdo siquiera qué es un dolor de cabeza”. La ciudadanía ha aplaudido el aspecto del muerto, mucho más sano en apariencia que la mayor parte de los cubanos vivos.

Se le ve mejor ahora que cuando vivía

“Fue un hombre fuerte y vitalista y este cadáver es la mejor prueba de ello”, comentaban algunos internautas no censurados en Cubadebate. Muchos creen, sin embargo, que la expresión llena de vida de los restos se debe en gran medida a la intensa labor de maquillaje y conservación que han llevado a cabo los expertos, aunque “esto no le quita mérito, todo lo contrario”. Otros matizan, eso sí, que “él nunca se habría puesto esta camisa, tendrían que haberlo vestido con el chandal que llevaba siempre”.

La prensa internacional sitúa la calidad del cadáver muy cerca del cuerpo de Paul McCartney, la verdadera estrella de la taxidermia actual, que sigue en activo en el mundo de la música.