La periodista Ana Pastor debutó ayer en “Frente a frente”, el programa de “CNN en Español” que presenta y dirige, imponiéndose a su primer invitado, Rafa Nadal, por dos sets a cero. Nadal, aún lesionado y con poca experiencia sobre plató, fue una presa fácil para una periodista agresiva y centrada que jugó un gran tenis y mostró una preparación física muy superior a la de su rival, aprovechando claramente su conocimiento del terreno. “Dije que sería una entrevista amistosa, no que estuviera dispuesta a perder”, sentenció Pastor al final del encuentro. 

No perdonó una y repreguntó muy pegada a la red

En apenas una hora y veinte minutos, Pastor impuso su mejor tenis, que se evidenció en las primeras fases de ambos sets. El mallorquín comenzó firme la primera manga sobre la tarima del estudio; defendió su servicio y subió el primer punto al marcador con un “ace” que Ana Pastor solo pudo ver pasar. Pero Nadal mantuvo a duras penas la lucha en el segundo, tropezando varias veces con los cables de las cámaras, y un espectacular resto permitió que la periodista consolidara su dominio del partido. Tras ganar en su siguiente saque, el encuentro parecía encarrilado para Pastor, que repreguntó pegada a la red en varias ocasiones ante los aplausos del respetable.

La presentadora no volvió a perdonar en su saque, aunque tampoco lo hizo Nadal. La reacción del tenista de Manacor, sin embargo, llegó tarde y Pastor cerró el primer set de forma implacable. Las tornas cambiaron al inicio de la segunda manga. Tras ser atendida por su maquilladora y con 2-0, la concentración de Pastor quedó perturbada después de que el regidor hiciese subir al marcador un punto para Nadal cuando la bola podría haber dado dos botes. Sin embargo, con cuatro saques magistrales subió el 3-0 al marcador y en los siguientes juegos no perdonó una. “¿Dónde pollas está mi cámara?” repetía el mallorquín desesperado, que lanzó la raqueta al final del partido rompiendo un par de focos Fresnel de 150W de potencia.

Ana Pastor cerró el encuentro anunciando al próximo invitado, el campeón de sumo Hakuhō Shō, para quien ya se está preparando con rotundos cambios en la dieta.