Según los datos que hoy publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado se produjeron en España 110.651 WTF en la red, un 0,3% más que en 2010. De éstos, 103.604 culminaron en LOL (un 0,7% más que en el año anterior), 6.915 en OMG (un 4,6% menos) y 132 en ROFLMAO (un 5,7% menos).

El INE, además del estudio estadístico, ha querido reproducir WTF en un entorno de laboratorio. “Para hacer el estudio, se sometió a más de 1600 voluntarios a situaciones en las que primero se quedaban en plan WTF, pero luego al cabo de unos segundos el estado del 70% de los voluntarios era totalmente LOL, por lo que los investigadores se pusieron en plan FTW, dado que sus tesis se estaban confirmando”, explica Modesto Cabellos, director del INE.

“Ante algo que se sale de lo común primero estás como ‘WTF!’. Pero luego te paras a pensarlo y estás como ‘LOL’. Es una reacción muy natural que era necesario reproducir en un laboratorio”, explica uno de los científicos que ha llevado adelante el estudio. “A veces, el tiempo de reacción para pasar del WTF al LOL es tan rápido e inmediato que puede dar lugar a una única respuesta de tipo WTFLOL”.

EL WTF pone en alerta. El LOL surge tras comprobar que todo está OK

Pese al dato estadístico que confirma que al menos dos tercios de los WTF derivan en LOL, lo cierto es que ha decrecido el número de LOOOOOOOOL en favor de los más moderados LOOOOL o LOL a secas. “Es probable que estas reacciones tan entusiastas y generosas hayan disminuido por culpa de la crisis: los españoles tienen pocos ánimos para tantos LOOOOOOOOL y, como mucho, pueden proferir un tímido LOLXD o XD”, declara Modesto Cabellos. La grave situación económica también sería la explicación, según Cabellos, de que haya un 83,4% más de españoles en situación de estar “Forever Alone” que en situación de estar “Like a Sir”.

Cuando uno de los periodistas solicitó al responsable del INE que aclarara a la prensa el significado de los acrónimos y expresiones utilizados en el estudio, Cabellos entró en cólera en plan ¡OMFG! y luego le espetó “¡Y U NO RTFM!”, señalando el epílogo del dossier, donde se incluía un pequeño glosario. La actitud del periodista fue de “tl; dr”, acrónimo de “Too Long, Didn’t Read”, desdén que provocó un sonoro Ffffuuuuuuuuu entre los presentes.

XOXO