El Curiosity, el vehículo todoterreno de la NASA, sobrevivió ayer al arriesgado y difícil descenso al suelo del planeta vecino. A las 7.32, hora española, llegó a la Tierra la primera señal del robot indicando que estaba en el suelo del cráter Gale. Inmediatamente después se recibieron sus primeras fotografías, provocando un estallido de alegría entre los expertos de la sala de control.

Esa euforia se ha truncado esta mañana, cuando los ingenieros han comprobado que en una de las fotos, en las que aparece una esquina del vehículo, se aprecia un profundo arañazo en la superficie del robot. “¡Como pille al hijo de la gran puta que me ha rayado el buga te juro que le reviento la cabeza!”, ha gritado el director, Charles Elachi, nada más verla.

“No es un arañazo, eso ha sido algún cabrón con las llaves al pasar por el lado”

La misión científica del Curiosity, que comenzará dentro de unas semanas, pretende ayudar a determinar si Marte pudo tener en algún momento condiciones aptas para la vida. Y donde muchos ven un simple arañazo en el chásis del vehículo, los científicos de la NASA ven una prueba irrefutable de que Marte alberga vida, dado que consideran que el coche no se ha rayado accidentalmente. “No solo vida, alberga hijos de puta”, insistía la NASA en un comunicado a primera hora de la mañana.

En el comunicado, el director de la misión se lamenta de que, por falta de fondos, no pudiera llevarse a cabo el plan original de la NASA: enviar primero una misión cuyo cometido fuera construir un párking donde refugiar el coche cada noche. “Te dejas el coche durmiendo en la calle y luego pasa lo que pasa porque el Universo está lleno de cabrones y se expande cada día”.

El vehículo, que pesa casi una tonelada y dispone de 10 avanzados instrumentos de exploración, tiene equipada una alarma antirrobo, que ha sido activada en cuanto los ingenieros han visto la raya, aunque temen que “en el espacio nadie pueda oír tu alarma antirrobo”, restándole efectividad. “Tú puedes insultar a un pavo, mentar a su madre o incluso destruir su civilización y su planeta, ¿pero rayarle el coche así a escondidas? Venga hombre, venga. ¿Es que no hay una policía?”, terminaba el comunicado.

“Ya lo enviamos sin lavarlo porque es lo típico que lo lavas y hay una lluvia de meteoritos”

La NASA ya ha puesto en marcha una nueva misión de urgencia para viajar al planeta rojo: “Queremos llevar a un equipo tripulado, concretamente tripulado por los negros de ese programa de la MTV que en cinco segundos y con mucha música de hip-hop te dejan el coche niquelado con neones guapos. Se van a cagar”.