TomTom ha lanzado al mercado el TomTom-Frugal, un nuevo modelo de GPS que ayudará a sus usuarios a llegar al destino más deseado por los españoles a día de hoy: fin de mes. Según los portavoces de TomTom, muchos ciudadanos se encuentran absolutamente perdidos en un laberinto de gastos del que les resulta muy difícil salir, “como quien se encuentra encerrado en una rotonda con un sin fin de facturas”. El GPS les ayudará a orientarse buscando rutas alternativas a los supermercados caros y, ya en el interior del establecimiento, la voz del dispositivo irá dando indicaciones que evitarán los pasillos de la pescadería y la carnicería en favor de los del arroz y las patatas.

En sus mapas también están señalizados los contenedores mejor surtidos de cada ciudad.

“La gente ya no necesita saber cómo ir a la playa, a la montaña o a la dirección de tal hotelito con encanto… porque al sitio donde quieren llegar es un destino donde se sienten bien, donde se sienten seguros… y ese destino no es otro que el último día de cada mes, cuando se cobra. Y desde nuestra marca queremos dar respuesta a esa necesidad, porque de eso va nuestro negocio: de evitar que te sientas perdido en un mundo lleno de peligros”, explicaba a los periodistas uno de los portavoces de la empresa. El TomTom-Frugal no solo incluye información de rutas para comprar sino que también da consejos. “Por ejemplo, salta una alarma cuando vamos a salir con amigos que van a restaurantes caros y te da un listado de excusas para no salir con ellos y quedarte en casa haciendo algo barato como ver una peli guarra en Internet”.

Aconseja todo el rato girar a la izquierda.

Durante la presentación del aparato se ofreció un refrigerio mientras los presentes probaban el dispositivo. Al pasar cerca de los canapés, el GPS daba consejos como “Ve a por las gambas que es lo caro, aprovecha” o “Guárdate lo que puedas en el bolsillo y ya tienes cena para los niños” que despertaron las risas de los presentes, que pudieron comprobar su rotunda eficacia.

Dos son los botones con los que opera el usuario: “Ir a fin de mes” y “Mostrar mapa”, que ofrece una representación en 3D de los números rojos de la libreta de ahorros “que aporta un grado de seguridad y autoconvencimiento de que hay que ahorrar”.

En Internet, ya son muchos los que critican que TomTom pretenda “estar al lado de los más necesitados” cuando, hace un par de meses, lanzó un GPS para empresarios que querían ayudar a sus empleados a encontrar el camino al INEM.

[box]

Inventa una máquina del tiempo para llegar a fin de mes

El TomTom-Frugal no es la única muestra de tecnología puesta al servicio de la economía doméstica. Andrew Bladd, ingeniero del Massachusetts Institute of Technology, de quien se habló el pasado mes de mayo por haber construido una máquina del tiempo para comer pan del día, ha diseñado esta vez una máquina del tiempo con la que puede llegar a fin de mes. Sin embargo, el aparato aún está en pruebas y tardará mucho en comercializarse. “Al principio lo que hacía era viajar a fin de mes, pillar el dinero de la paga y volver al presente con la intención de hacerlo durar. Pero cada vez viajo más a menudo y tengo que ir más adelante en el tiempo. Ahora mismo estoy viviendo de mis nóminas de 2017”, explica el científico. El problema, según él, es que la primera paga que se robó a sí mismo hace tres meses fue la de este mismo agosto, “de modo que este agosto ya no he cobrado nada porque mi yo del pasado ya recogió ese dinero, lo que implica que tengo que volver a viajar en el tiempo para robarle a mi yo del futuro de nuevo. Un lío, vaya”.

[/box]