El Boletín Oficial del Estado (BOE) donde se recogen las medidas antidéficit aprobadas la semana pasada por el Gobierno en el Consejo de Ministros está sacando a la luz algunas novedades que el Ejecutivo no había anunciado previamente. Entre ellas, un endurecimiento de las condiciones en las que los parados reciben su prestación por desempleo.

El nuevo decreto ley establece que los desempleados que viajen al extranjero y suban a las redes sociales fotografías “en actitud jovial o con cócteles en la mano” perderán automáticamente su derecho al subsidio. Esto afecta también a los mensajes en Twitter del tipo “Feliiiiiz!!!”, “Fiestaka neneeee” o “veranitooooo”, que el Gobierno penalizará debidamente. Asimismo, perderán el paro quienes acudan a locales de restauración y sean vistos comiendo “por gula”. Para evitar estas situaciones, se multará a los restaurantes que sirvan platos de la carta a comensales sin empleo.

“El Gobierno pretende acabar con los parados que no trabajan”, explicaba esta mañana la ministra de Empleo, Fátima Báñez. “Este país merece unos desempleados que estén a la altura de las circunstancias y esto deja fuera a las personas que sonríen y están bien y hacen la siesta”, ha añadido. Una de las claves para que España genere confianza fuera de nuestras fronteras “es que la gente que está en el paro no halle consuelo”, actitud que justificará “toda ayuda externa que pueda necesitarse”.

“Está habiendo muy pocos suicidios”

Una de las cosas que más se le han reprochado a Mariano Rajoy en sus negociaciones con sus socios europeos ha sido, según Fátima Báñez, “que los banqueros españoles no se hayan arrojado al vacío por la crisis de Bankia, como sí hicieron los afectados por el Crack del 29”. Pero también los ciudadanos “están bastante bien de aspecto y ven la tele y tienen un iPhone”, insiste la ministra, lo cual “da un poco de vergüenza cuando pedimos apoyo exterior”. Báñez ha aclarado que “no es que yo esté pidiendo que los parados se suiciden, esto tiene que salir de cada uno, pero sí es necesario guardar las formas. Y estar bien y hacer vida normal no es la manera”.