Mark Tattinger, astronauta de la Estación Espacial Internacional, ha demandado a la NASA tras ser despedido en plena misión de manera injustificada y, según él, en unas condiciones poco apropiadas. 

Desde Houston,  contactaron ayer con el astronauta, que primero fue despedido y posteriormente invitado a abandonar las dependencias de la agencia en el plazo de un día, lo que incluye también la estación espacial en la que se encuentra.

Esta misma mañana, Tattinger ha recogido sus cosas en una caja de cartón y ha abandonado la estación espacial en su traje de astronauta. Desde entonces está flotando por su cuenta.

El exempleado ha usado la radio de su traje para contactar con su enlace sindical e interponer una demanda contra la agencia. “Me han despedido de sopetón, dejándome tirado y sin nada a lo que agarrarme”, protesta a través del transmisor mientras flota en el espacio.

Cuando le comunicaron a Tattinger que tenía un día para recoger sus cosas, el astronauta pensó que habían decidido adelantar el final de la misión. “Se quedaron callados un rato y luego se limitaron a añadir que tenía un día para recoger mis cosas y salir. Les pregunté si alguien vendría a buscarme y cortaron la comunicación”, se lamenta. La agencia desmiente que haya habido maltrato o negligencia y se refugia en su derecho a rescindir el contrato de un trabajador. El abogado de Tattinger reconoce que su cliente “está flotando en un vacío legal”.

Tengo currículums actualizados, ¿pero qué hago? ¿Los dejo en órbita o qué?

Mark Tattinger dispone de oxígeno para diez horas y confía en que su proceso judicial no se alargue demasiado. Espera que el juez obligue a la agencia a contratarle de nuevo “o al menos a indemnizarme cuantiosamente, quizá lo suficiente como para pagar una misión espacial privada que venga a buscarme, porque a mí todo esto me ha dejado muy mal sabor de boca”. Aunque en el espacio no hay jurisprudencia, Tattinger cree que, siendo el Universo bastante grande y estando en expansión, su abogado encontrará algún precedente de otras civilizaciones que sí dispongan de una normativa referente a los despidos en el espacio.