El cadáver de un varón de mediana edad con signos de violencia ha sido encontrado este miércoles en un taller mecánico del centro de Madrid. La víctima, aún sin identificar, llevaba una camiseta muy chula que enseguida ha llamado la atención de los agentes. “En la Policía estamos acostumbrados a ver de todo, ¿pero camisetas así de chulas? ¿Tanto? A eso no te acostumbras jamás”, ha explicado el agente Fresnadillo, encargado del caso. “Uno de los novatos ha visto la escena y ha salido fuera a vomitar, porque la camiseta es tan y tan guapa que da mucha impresión”.

Los dueños del local donde fueron los que descubrieron el cadáver al abrir el taller por la mañana y de inmediato avisaron a la autoridad. “Porque llamamos a unos colegas para que vinieran a ver lo chula que era la camiseta y el local se nos llenó de gente que no conocíamos, todos flipando, y era un caos y para poder echarlos llamamos a la Policía. Bueno, y por lo del cadáver, que daba mal rollo”, comenta Fermín Vallecas, el jefe del taller. La Policía pudo despejar a los mirones y comprobar que el cuerpo tenía una herida contundente en la cabeza.

“Le dejaron inconsciente pero tardó cinco minutos en morir. Por suerte no hay que lamentar navajazos ni manchas de sangre que hubieran podido lastimar la prenda, que está intacta”, comenta Fresnadillo. La Policía tuvo que esperar a que acudiera el juez de guardia y corroborara, antes de levantar el cadáver, que, efectivamente, la camiseta era “muy guay”.

Para la Policía el misterio ahora mismo es identificar dónde compró la camiseta el difunto. El cadáver intentó dibujar con sus dedos y con la sangre de las brutales heridas que terminaron con su vida unas iniciales en el suelo. “¿El nombre de su asesino… o alguna indicación para dar pistas sobre dónde compró su estupenda camiseta? Estamos siguiendo esta segunda línea de investigación porque todos queremos una”, explica el agente.

[box]La Grabación del forense

“(…) Se trata de un varón de metro ochenta, de unos setenta kilos, con graves signos de violencia y una camiseta guapísima, quizá de Desigual o quizá… sí, podría ser Nike… el género es muy suave, 100% algodón sin duda alguna, también incluye alguna parte tornasolada, la típica camiseta que te puedes poner para ir a tomar una caña o para salir en plan copas… es deportiva pero también podrías llevarla a trabajar porque destila cierta elegancia y nada tiene que envidiar a un traje… Centrándonos en el cadáver: aunque es de constitución delgada parece estar realmente musculado. Me atrevería a señalar que todo es mérito de la camiseta, que le hace parecer más de lo que es y le queda muy bien. Podría ser por el patrón o por el género, pero está claro que tiene muy buena caída. Es que es chula, coño. Yo digo que no le costó menos de 80 euros y bien pagados están”.

*No se espera que en la autopsia se descubran más datos dado que el forense no quiso abrir el cadáver para no estropear la camiseta.

[/box]