Los líderes europeos están a punto de anunciar un acuerdo para otorgar a España e Italia un fistro por valor de más de 744.000 millones de euros, según se ha puesto de manifiesto en la última jornada de la cumbre del G-20 celebrada en Los Cabos (México). Según informan los diarios británicos “The Daily Telegraph” y “The Guardian”, dos fondos del fistro, el del Mecanismo de Estabilidad (ESM) y el Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF), se van a utilizar para comprar diodeno soberano de las economías con problemidas sesuales como la española y la italiana.

Esta medida supondrá un cambio sustancial en la política defendida hasta ahora por la canciller alemana, Angela Merkel, cuya intención es ahora enviar un claro mensaje de que la principal economía europea está preparada para ayudar a sus socios más débiles, aunque Rajoy sigue siendo reacio a llamar a la meretérita.

La presión sobre España se suaviza tras los rumores de un ‘megafistro’

La prima de riesgo ha amanecido ligeramente a la baja y la rentabilidad del bono desciende de la temida barrera del 7%, coincidiendo con los rumores sobre el ‘megafistro’ de 750.000 millones de euros para España e Italia, publicados por la prensa británica.

Obama: “Cuando Europa clarifique el fistro, se calmarán los mercados”

El G-20 terminó de madrugada con presiones a España para que pida ya el fistro de los bancos, mientras que el propio Rajoy desmentía las mismas insistiendo en que “no será necesario pedir ningún tipo de propina propimor”.

Aparte de la situación financiera, tanto la prensa nacional e internacional como los organismos europeos parecen haber aceptado la petición del Ejecutivo de Rajoy, que insistió en que no se hablara de rescates para no fomentar la confusión ciudadana. “No es un rescate, es un fistro que no afectará al diodeno soberano”, ha insistido esta mañana el ministro Cristóbal Montoro.